define('DISABLE_WP_CRON', 'true'); Rating | Ultimas Noticias | Diario de Información

La agencia Fitch rebaja las notas de solvencia de España e Italia

Fitch rebaja la calificacion

La agencia de calificación estadounidense Fitch, ha rebajado la calificación de la deuda española de AA+ a AA-, con perspectiva negativa, las circunstancia podrían haber sido la falta de perspectivas en la solución de la crisis del euro y el gran endeudamiento que tienen las Comunidades Autónomas en España. El Gobierno español ha respondido que respeta la decisión pero que no comparte, segúa han comunicado.

La agencia Fitch indica que han sido dos las razones para la devaluación del rating de España, por un lado el futuro poco halagüeño para toda la zona euro en los próximos meses y por otro lado la rebaja en las previsiones de crecimiento así como el riesgo que pueden suponer  los planes de consolidación fiscal en algunas autonomías.

Indican que una solución global y creíble para salir de la crisis es técnica y políticamente compleja y costará que los inversores vuelvan a recuperar la confianza perdida durante los últimos tiempos.

España es muy vulnerable por su situación actual a las embestidas que procedan del exterior por su déficit estructural, su deuda externa es muy elevada lo que hace muy complicada la situación. No ayuda la fragilidad de la recuperación ecnonómica en Europa, todavía muy afectada por la crisis de confianza.

España tiene una complicada perspectiva a corto plazo, el Gobierno Español ha arremetido en este tiempo contra los mercados y las agencias calificadoras por sus continuas críticas a la actuación del los responsables y las rebajas en la calificación.

La decisión de Fitch no ha tenido tanto impacto para las bolsas europeas como cuando Moody´s hizo lo mismo en el pasado mes de marzo. Aunque habrá que esperar a la apertura de los mercados del lunes, la prima de riesgo de España, frente a los bonos de referencia alemanes, ha conseguido bajar de los trescientos puntos básicos desde el pasado verano.

Aunque las agencias que califican el riesgo de los países no son infalibles, son la base para que los inversores midan el riesgo que condicionan sus inversiones, a más riesgo más rentabilidad a aplicar a las operaciones, por lo que cuando rebajan la calificación aumenta el riesgo en compensación. Parece que por mucho que prometa el Gobierno en actuación contra el déficit y la deuda, no aumenta la confianza en contrapartida, va a costar mucho tiempo recuperar la tan deteriorada confianza.

 

Standard & Poor´s rebaja la calificación de Italia

Silvio Berlusconi

La agencia estadounidense de rating Standard & Poor´s, ha rebajado esta madrugada por sorpresa la calificación de solvencia de Italia, de A+ a A con perspectivas negativas.
Según la agencia, han influido en esta rebaja que las “perspectivas de crecimiento de la economía italiana son débiles”. A ello se une que los acuerdos de gobierno van a limitar la capacidad de respuesta, ante las medidas que que se deberán tomar debido a la situación de la economía italiana en lo que se refiere a la crisis y deuda del país.
S&P considera que el Plan de Reforma Nacional presentado no mejorará el rendimiento de la economía. La agencia no ve posible la rebaja de más de sesenta mil millones por las pobres previsiones de crecimiento. Este ahorro se hubiera basado en aumentos en la recaudación y una anticipada subida de los tipos.

La decisión de S&P resultó una sorpresa barajaba como probable una rebaja en la calificación italiana por parte de Moody’s, que la semana pasada pospuso su decisión otro mes para decidir.

La rebaja se produce en momentos en que Grecia lucha por cumplir las demandas de los prestamistas para conseguir más fondos de rescate.

La degradación en la nota italiana, llega menos de una semana después de que se adoptara el miércoles pasado por el Parlamento, un impopular y resisitido plan de austeridad de más de cincuenta mil millones de euros para que el país pueda alcanzar el equilibrio presupuestario en 2013 y reducir importante deuda. Sin embargo, el plan no tranquilizó a los inversores.

Standard and Poor’s es la primera agencia que rebaja la nota de Italia, que no había sido degradada desde el inicio de la crisis de la deuda, al contrario de otros países frágiles de la zona euro.

Standard & Poor´s rebaja el rating de EEUU en un hecho sin precedentes

El presidente de EEUU Barack Obama

 

La agencia Standard & Poor’s rebajó ayer el “rating” de la deuda  estadounidense  de “AAA” a “AA+“, en un revés sin precedentes para la mayor economía del mundo.

Standard & Poor´s rebajó ayer de la nota de Estados Unidos de “AAA”  a “AA+”, por preocupaciones que suponen el creciente déficit presupuestario del país y a la creciente carga de su deuda. La decisión eventualmente podría subir el costo de endeudamiento del gobierno de Barack Obama, de las empresas y de los consumidores de Estados Unidos.

En un comunicado a la prensa, Stardard & Poor´s señalo que “la rebaja refleja nuestra opinión de que el plan de consolidación fiscal que el Congreso y el gobierno aprobaron recientemente es insuficiente en lo que, a nuestro entender, se necesita para estabilizar las dinámicas de deuda de mediano plazo del gobierno”.

La rebaja se produce después de los intensos debates políticos que se han producido en el Congreso de los Estados Unidos, sobre el recorte de gastos y un alza de impuestos para reducir la carga de deuda del gobierno y permitir que se aumente el límite de endeudamiento.

El 2 de agosto, el presidente Barack Obama firmó una ley que tiene por objeto reducir el déficit fiscal en 2,1 billones de dólares en los próximos 10 años. Pero esa cifra estuvo lejos de los 4 billones de dólares en recortes que S&P dijo eran necesarios para arreglar la economía doméstica. La Casa Blanca se mantuvo en silencio tras conocerse la decisión de S&P.

El índice S&P 50 cayó un 10,8 por ciento en los últimos 10 días debido a las preocupaciones de que la economía estadounidense se encaminaría nuevamente hacia una recesión y porque la crisis de deuda europea parece empeorar al extenderse a Italia.
Los bonos del Tesoro de Estados Unidos, alguna vez vistos como el indiscutible refugio de activos a nivel mundial, están calificados ahora por debajo de los títulos emitidos por países como Gran Bretaña, Alemania, Francia o Canadá.